«Glosa de varios refranes» de Manuel Bretón de los Herreros (Poema)

GLOSA DE VARIOS REFRANES

Manuel Bretón de los Herreros

Poema / España

Crítica literaria

En este poema, el autor emplea refranes conocidos para tejer una crítica social y moral de la sociedad de su época. A través de estas frases populares, el poeta arroja luz sobre la hipocresía, la incoherencia y la doble moral de la sociedad.

La obra comienza con la idea de juzgar a un usurero como un individuo afortunado, a pesar de su codicia y falta de escrúpulos. El autor compara esta idea con «pedir peras al olmo», lo que ilustra la imposibilidad de esperar una virtud en alguien cuya vida gira en torno a la ganancia sin escrúpulos. Aquí, Bretón de los Herreros critica la sociedad que a menudo valora el éxito económico por encima de los valores morales.

Luego, el poema aborda la idea de una viuda que se recluye en su luto, sugiriendo que es absurdo esperar que alguien en duelo no busque la compañía o el consuelo. Esta crítica resalta la hipocresía de una sociedad que juzga a las personas en función de las expectativas convencionales.

El poema continúa con críticas similares sobre la importancia del trabajo, la codicia y la moralidad. Bretón de los Herreros utiliza refranes populares para ilustrar la futilidad de pedir cambios en la conducta de las personas que están arraigadas en su manera de vivir, como «ladrar a la luna». También señala la absurdidad de ciertas expectativas sociales, como no cenar cuando se discute con alguien querido.

Finalmente, el hablante lírico aborda la venganza y la ingratitud. Al sugerir que vengarse de un crítico ilustrado es ingrato, el autor critica a aquellos que usan la sátira para atacar a quienes los han ayudado o criticado de manera constructiva.

GLOSA DE VARIOS REFRANES

Pretender que venturoso

Se juzgue torpe usurero

Aunque de inútil dinero

Llene su arcón hasta el colmo,

Es pedir peras al olmo.

 

Pedir a una viuda linda

Que no se asome al balcón,

Y se pudra en un rincón

Sollozando por el muerto,

Es predicar en desierto.

 

Trabaje, trabaje, hermano,

Y sacuda la pereza;

Que no saldrá de pobreza

Maldiciendo su fortuna.

Eso es ladrar a la luna.

 

No te quedes sin cenar

Cuando riñas con Inés

Por darle pesar. ¿No ves

Que eso es echar, majadero,

La soga tras el caldero?

 

Limitarse a suspirar

Habiendo en la Corte blondas,

Confiterías y fondas,

Es no entender a las damas;

Es andarse por las ramas.

 

Pedir que no mienta a un sastre,

Que no finja a una mujer,

Que no robe a un mercader,

Y que no jure a un sargento;

Eso es arar en el viento.

 

Pedir perdón a quien lea

Tu librejo, Bonifacio,

En un humilde prefacio,

Es lo mismo que enseñar

La horca antes que el lugar.

 

Con satirillas vengarse

De un ilustrado censor,

Es ser ingrato a un favor,

Es ser ruin, ser indio bravo,

Y apearse por el rabo.

Música para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 139 - Today Page Visits: 1