«Canción del sueño 29» de John Berryman (Poema)

CANCIÓN DEL SUEÑO 29

John Berryman

Poema / Estados Unidos

Algo se asentó, una vez, en el corazón de Henry,

tan pesado, que si hubiera tenido cien años más

y más y gimiendo, insomne, en todo ese tiempo

Henry no habría prosperado.

Comienza siempre de nuevo en los oídos de Henry

la breve tos en alguna parte, una fragancia, una campanada.

 

Y entonces hay otra cosa en su mente

como un grave rostro sienés mil años

fallaría en manchar el aún perfilado reproche de lo Horrible,

con los ojos abiertos, atiende, ciego.

Todas las campanas dicen: demasiado tarde. Esto no es para lágrimas;

una manera de pensar.

 

Pero Henry nunca acabó con nadie, nunca como creyó

haber hecho y cercena el cuerpo de ella

y esconde los trozos, donde puedan ser encontrados.

Él sabe: va a verlos a todos, y nadie ha desaparecido.

A menudo él los enumera, al amanecer.

Nadie ha desaparecido jamás.

Música para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 291 - Today Page Visits: 1