5 poemas eróticos para compartir en pareja

Considero que el erotismo es una palabra artística para hablar de sexualidad y cuando es llevada a la poesía se eleva mucho más. Es decir, el coqueteo y la seducción son parte del erotismo y practicarlo hace que las relaciones sean más fuertes. En concreto, es una de las formas del amor, según Ramírez Velásquez. Ahora bien, todo lo positivo que pueda significar ese “enamoramiento” de dos seres humanos, puede subir a un nivel más alto con estos 5 poemas eróticos para compartir en pareja. 

En esta selección hemos incluido poemas desde el siglo XVII hasta nuestros días con excelentes poetas y poetisas. Los mismos corresponden a los siguientes: Francisco de Quevedo, España (1580/1645), Jaime Sabines, México (1926/1999), Emilia Lee, Venezuela (1964), César Vallejo, Perú (1892/1938) y Gloria Fuertes, España (1917/1998). Dicho esto, los invitamos a disfrutar de estos poemas leyéndolos en la intimidad con nuestra pareja.

Rapándoselo de Francisco de Quevedo (España)

El primero de nuestros 5 poemas eróticos para compartir en pareja es un invalorable soneto del periodo Barroco. Cualquiera estaría incrédulo al enterarse que en el Siglo XVII se podía escribir de esta forma sobre un tema que sabemos era tabú en esa época. Sin embargo, Francisco de Quevedo lo hizo. Sin duda, un canto a la masturbación femenina que en algunos versos tiene un lenguaje directo: “Después que ya quedó muy bien rapada,/ y estándose burlando, descuidada,/ metióse el dedo dentro de la cosa”. Leer el poema completo.

No es nada de tu cuerpo de Jaime Sabines Gutiérrez (México)

Uno de los poemas eróticos más bellos que he leído, pues le otorga una importancia suprema al hermoso arte del abrazo. Como sabemos, abrazar es algo que va más allá de lo emocional y algunos dicen que aporta un cierto grado de felicidad. Además, la ciencia ha certificado que aumenta la secreción de endorfina, dopamina, serotonina y oxitocina; sustancias que se relacionan con el bienestar y la salud. 

Hablando del poema, todo transcurre en una comparación constante con el abrazo, pero esto solo se sabe al final, por tanto, Sabines juega un poco con la intriga. Algunos versos dicen: “No es nada de tu cuerpo,/ ni una brizna, ni un pétalo,/ ni una gota, ni un grano, ni un momento./ Es sólo este lugar donde estuviste,/ estos mis brazos tercos”. Leer el poema completo.

Orgasmo de Emilia Lee (Venezuela)

El primero de nuestros poemas, escrito por una mujer. Emilia Lee, una excelente poetisa venezolana que además es profesional de la medicina. Nació en Maracay, hacia la zona central del país y vivió en la Isla de Margarita, actualmente reside en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Respecto a su hermoso poema: Orgasmo, nos queda una fabulosa descripción del momento cúspide del erotismo, trabajado con palabras precisas en versos breves. Aquí algunos de ellos: “Lenguas ansiosas/ en brasas/ suspiros en espiral/ directo al infinito”. Leer el poema completo.

Pienso en tu sexo de César Vallejo (Perú)

El gran poeta peruano, César Vallejo, precursor del Vanguardismo con su poemario Trilce y de allí precisamente nos regala: Pienso en tu sexo. El poeta logra una imagen maravillosa hacia el final del poema, cuando nos deja entrever que esto del sexo es la miel del crepúsculo que se grita en silencio. Algunos de sus versos dicen: “Pienso en tu sexo, surco más prolífico/ y armonioso que el vientre de la Sombra”. En definitiva, otro de los 5 poemas eróticos para compartir en pareja. Leer el poema completo.

Te vi de Gloria Fuertes (España)

La escritora española Gloria Fuertes, fallecida a los 81 años de edad en 1998, fue una defensora de los derechos femeninos y humanos a través de su obra. Y el ejemplo más característico de ello es leerla, de hecho en el poema: Te vi, se plasma la naturaleza humana como tal. 

Dos personas se ven e inmediatamente se entregan sin mirar consecuencias. Es decir, la emocionalidad y el corazón gobiernan la razón. Te vi, es un poema breve pero profundo en su enseñanza. De sus versos, extraemos lo siguiente: “Te vi,/ se rompieron nuestras soledades,/ se alborotó el instinto”. Leer el poema completo.

Deja un comentario

Total Page Visits: 256 - Today Page Visits: 1