Frases más poemas

“Me lo contó una gaviota” de Gabriel Gómez

5
(1)

Me lo contó una gaviota de Gabriel Gómez

Venezuela

ME LO CONTÓ UNA GAVIOTA

Gabriel José Gómez Gómez

                     I

Estando un día en Margarita

temprano salí a pasear

aire puro fui a buscar

llegué a una playa exquisita

su nombre es “la boquita”

allí un poco caminé

y en su orilla me senté

a contemplar el paisaje

sentí el placer de su oleaje

medité y reflexioné

               II

Y mientras reflexionaba

vi a una gaviota volar

y en ese revolotear

por momentos ella planeaba

de a poco a mí se acercaba

posándose muy graciosa

sobre una roca limosa

que las olas salpicaban

y con su espuma adornaban

a la gaviota preciosa.

             III

Pude acercarme a la roca

y extraño me pareció

la gaviota no voló

esto en mí, inquietud provoca

pienso y el alma me toca

y más me intenté acercar

tratando así de tocar

a la paciente gaviota

en la que claro se nota

como si quisiera hablar.

              IV

Pude su plumaje tocar

y en sus ojos tristeza vi

en ese instante sentí

su corazón palpitar

y allí me empezó a contar

con un dolor lastimero

que ella tuvo un compañero

con el que siempre paseaba

que nunca la abandonaba

todo era puro y sincero.

                   V

Entre dos playas preciosas

rutas solíamos marcar

nos encantaba volar

en las tardes tan hermosas

me trataba como diosa

frente a testigos sin penas

la “boquita” y “las arenas”

playas que nos cobijaron

y nuestro idilio guardaron

en esas tardes morenas.

                   VI

Pero un día todo cambió

una mañana desperté

y enmudecida quedé

la muerte lo sorprendió

a mi amado se llevó

no pude evitar llorar

y al mismo tiempo pensar

no tendré más su alegría

ni su dulce compañía

no me podrá más amar

                 VII

Ahí, donde solíamos llegar

a descansar y a dormir

allí acabó su existir

en tan hermoso lugar

“Chivato”, como olvidar

a nuestro nicho de amor

sí allí, él me dio su calor

junto a otras aves marinas

donde entre brisas salinas

fue ternura y fue candor.

              VIII

En mi corazón guardado

quedaron esos paseos

y todos esos deseos

de mi compañero amado

el que siempre enamorado

me dio su amor marinero

y de su pico un te quiero

que hacía eco en “el farallón”

“morro” que fue con razón

nuestro refugio y peñero

                   IX

Hoy a usted yo se lo cuento

porque sólo lo encontré

y por un instante pensé,

que pasaba un mal momento

por eso con sentimiento

yo me quise desahogar

y a usted le quise confiar

esa tristeza y dolor

que me dejó el gran amor

que nunca podré olvidar

                  X

Pero antes de terminar

la Gaviota me miró

y al instante preguntó

y usted, me puede contar?

respondí, sólo vine a meditar

y un poco a estar conmigo

y en el mar yo lo consigo

con sus brumas y su olor

aunque tengo un gran amor

que me da calor y abrigo.

                 XI

Y le seguí platicando

de mi dulce compañera

la mujer pura y sincera

que me sigue enamorando

por eso la sigo amando

ella, en mi vida es mensaje

mi compañera de viaje

que me alimenta de amor

por eso hoy siento el dolor

que en tus ojos hizo anclaje.

Vota por este contenido

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Conteo de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Total Page Visits: 260 - Today Page Visits: 7
Scroll hacia arriba