19 Adjetivos del poema “Preguntas al amanecer” de Ángel Marino Ramírez V.

Con el análisis de estos 19 adjetivos del poema “Preguntas al amanecer” de Ángel Marino Ramírez, queremos mostrar la importancia de este tipo de palabras en la construcción del mensaje poético. Se ha clasificado cada adjetivo de acuerdo a su tipo y se da una breve definición del mismo. Además, insertamos un breve comentario acerca de la función del adjetivo en el cuerpo semántico de los versos y las estrofas. Cabe destacar, que el poema consta de 107 palabras, por lo que los 19 adjetivos constituyen el 20,33% del total. 

Adjetivos de la primera estrofa de “Preguntas al amanecer”

Esta primera estrofa del poema, junto a la estrofa final son las que exhiben la mayor cantidad de adjetivos con un total de 7. Les dejamos el texto, resaltando en negritas los adjetivos y luego procedemos a analizar los mismos, verso a verso. 

1  Amanecer,

2  dame tu corto instante,

3  entrégame ese nuevo cielo que nace.

4  ¿Son dos puntos cardinales o cuatro?

5  Quiero los blancos lápices del tiempo

6  y tú eres digno del caballo regalado.

Análisis de la estrofa número 1

Verso número 2: adjetivo “corto”

El primero de ellos es el vocablo “corto”, el cual es un adjetivo calificativo. Acá, acompaña al sustantivo masculino «instante». El poeta, aprovecha el adjetivo para informarnos que el amanecer no dura mucho. Aclaramos que se empieza desde el verso 2, puesto que en el verso 1 no se presentan adjetivos.

Verso número 3: adjetivo “nuevo”

Es otro adjetivo calificativo, y acompañando al sustantivo “cielo”, nos deja entrever que los amaneceres no son iguales. Es decir, que cada uno puede darnos algo “nuevo” y por ende, distinto. Si hacemos una analogía con el turismo, quizás en esto reside el magnetismo que atrapa a los viajeros: ¡buscar nuevos amaneceres!

Verso número 4: adjetivos “dos” y “cuatro”

En esta ocasión, se usan los adjetivos numerales que tienen como fin ponerle cantidad al sustantivo. En particular, hacen relación con el título del poema, puesto que ayudan a plantear la primera de las tres preguntas de la obra. La idea es intentar cumplir de la mejor manera posible con el análisis de estos 19 adjetivos del poema «preguntas al amanecer» de Ángel Marino Ramírez. 

Verso número 5: adjetivo “blancos”

También es un adjetivo calificativo, al igual que todos los colores. Ellos deben concordar en número con el sustantivo, como es este caso. Esta vez, se usa el adjetivo para construir una imagen retórica más profunda, porque al hablar de «…blancos lápices del tiempo», entendemos que el poeta se refiere a algo que no se ha escrito. En otras palabras, la connotación de “blancos” habla de pureza, virginidad, primera vez, etc. 

Verso número 6: adjetivos “digno” y “regalado”

El primer adjetivo que conseguimos en este verso número 5 es “digno”, el cual pertenece a la familia de los calificativos. A su vez, lo podemos clasificar en los llamados adjetivos de personalidad. Por otro lado, va acompañado del adjetivo “regalado” que hace alusión a una metáfora muy conocida, que dice: “A caballo regalado no se le miran los dientes”. Al respecto, el poeta aprovecha estos adjetivos para informarnos que un regalo del amanecer no merece ningún tipo de reparo.

Adjetivos de la segunda estrofa de “Preguntas al amanecer”

Esta segunda estrofa del poema es la que tiene menos adjetivos con un total de 5. Al igual que en la primera estrofa les dejamos el texto del poema, con el resaltado de los adjetivos en negritas. Cabe señalar, que el primer verso de esta estrofa tampoco exhibe adjetivos, por tanto, empezaremos desde el verso 7 del poema. 

 

7  Amanecer, 

8  dame tu borracha luz,

9  esa que se escapa de tu alegría.

10 Disculpa, pero… ¿solo sales para algunos?

11 Mira que el perro triste vaga por la calzada

12 y en medio de este aire frío cualquiera se contagia.

Análisis de la estrofa 2

Verso número 8: adjetivo “borracha”

“Borracha” es un adjetivo calificativo de tipo femenino. En este caso, se usa metafóricamente para asegurar que la luz del amanecer tiene el poder de embriagarnos con su fuerza natural y espiritual y eso lo quiere el hablante lírico.

Verso número 9: adjetivo “esa”

“Esa” es un adjetivo del tipo demostrativo que se usa para señalar o indicar algo. Por supuesto, en el contexto del poema se refiere a la luz del amanecer, pero no la normal, sino la que se desborda. Precisamente, el poeta logra con este adjetivo especificar mucho más lo que quiere.

Verso número 10: adjetivo “algunos”

Aquí se presenta un nuevo tipo de adjetivos, que es el de los indefinidos. En concreto, se definen como aquellos que especifican parcialmente el alcance del sustantivo. A saber, hace alusión directa al verso 7, o sea al sustantivo “amanecer” y ayuda a reforzar el título del poema participando de la pregunta. De hecho, lo parcial estaría, en que el amanecer beneficia a unos y no a otros.

Verso número 11: adjetivo “triste”

“Triste”, es un adjetivo que puede expresar cantidad o dolor y esto va a depender del contexto en que se use. En el poema que estamos estudiando califica al perro por su estado de ánimo. No obstante, a la hora de analizar estos 19 adjetivos del poema “Preguntas al amanecer” de Ángel Marino Ramírez, o cualquier otro poema, no hay que estar «triste». 

Verso número 12: adjetivo “frío”

“Frío”, es un adjetivo calificativo que también puede funcionar como locución adverbial. Por ejemplo: “Arrancó la partida muy frío”. Sin embargo, en el poema, solo le da cualidad al aire y el poeta logra informar que lo triste y lo frío pudieran ser una combinación muy mala. Todo ello, si el amanecer no sale para todos.

Adjetivos de la tercera estrofa de “Preguntas al amanecer”

Esta última estrofa del poema exhibe un total de 7 adjetivos, manteniendo al primer verso sin ninguno de ellos. Para mantener el hilo conductor y de comprensión, seguimos resaltando los adjetivos en negritas. 

 

13  Amanecer, 

14  dame tu ritmo zigzagueante,

15  la distancia es inmensa entre ayer y hoy.

16  ¿No te da pereza nacer todos los días?

17  ¡Perdón, perdón! Si con estas cansadas preguntas

18  he insultado tu cómoda rueda cósmica,

19  hazte el loco, no soy eterno.

Análisis de la estrofa 3

Verso número 14: adjetivo “zigzagueante”

“Zigzagueante”, adjetivo calificativo poco usado. La palabra tiene 5 sílabas, dado su hiato en las sílabas 3 y 4 con el encuentro de las vocales fuertes “e” y “a”. Creemos, que el poeta la ha usado para darle mayor musicalidad al verso junto a la palabra “ritmo”. En lo semántico, se denota al amanecer como un ente que no es estable.

Verso número 15: adjetivo “inmensa”

En el caso del adjetivo calificativo “inmensa”, otorga cualidad a la palabra “distancia”, que se encuentra en este mismo verso número 15. El hablante lírico, demuestra su subjetividad y ojo de poeta, al ver el tiempo de 24 horas como algo muy grande. A propósito, realizando el análisis de estos 19 adjetivos del poema “Preguntas al amanecer” de Ángel Marino Ramírez, hubo que buscar una “inmensa” cantidad de información clave.

Verso número 16: adjetivo “pereza”

“Pereza” es otro adjetivo que califica, pero en esta oportunidad se está refiriendo a un sustantivo que no está en el verso 16, sino al sustantivo que simboliza la idea principal, es decir, el amanecer. Otra cosa importante, es que ayuda a la pregunta. Es oportuno observar, cómo el poeta trabaja los adjetivos de forma circular y a veces direccional. Sin darnos cuenta, el adjetivo “pereza”, contradictoriamente, nos habla de la perseverancia del amanecer.

Verso número 17: adjetivo “cansadas”

Importante intervención de este adjetivo calificativo a esta altura del poema. El cansancio del amanecer se hace cómplice con el cansancio del lector y el poeta pide perdón. Sin duda, ayuda a prepararnos para el inevitable final.

Verso número 18: adjetivo “cómoda” y “cósmica”

Sigue en este verso número 18 la idea del verso 17. Acá, observamos otro verso con dos adjetivos. Si bien lo podemos seguir, nos damos cuenta que el adjetivo calificativo “cómoda”, que por cierto es una palabra homónima, hace una especie de comparación inversa con el adjetivo “cansadas”. Luego, el adjetivo calificativo femenino “cósmica” le da al poema un pequeño matiz místico y asoma dos partes involucradas, pero no nombradas: lo mortal y lo inmortal.

Verso número 19: adjetivo “eterno”

El poeta remata con este adjetivo calificativo singular. De la misma forma, acude a la primera persona (no soy) y hace más íntimo el final. Magistralmente, enfoca toda la fuerza en este adjetivo que califica a su “yo” subjetivo. Otra curiosidad, es que a pesar que algunos versos no tienen adjetivos, el poeta trabaja para que el número de versos (19) coincida con el número de adjetivos (19). Claro, es posible que haya sido obra de la casualidad o causalidad. 

IR A POEMA COMPLETO

Deja un comentario

Total Page Visits: 1070 - Today Page Visits: 1