«Eros» de Pastor Giménez Ortega (Poema)

EROS

Pastor Giménez Ortega

POEMA / VENEZUELA

Y su boca dibujó

Ligera y frágil sonrisa,

Un gemido, tenue brisa,

De sus entrañas sopló.

Su cuerpo se desplomó

Bañado en dulce sudor,

Y abandonada al sopor

Que produce el paroxismo

Entregose al hipnotismo

Del placer y del amor.

 

Y dos tulipanes rojos

Brotaron allí, en su seno,

El cáliz estaba pleno

De calor, placer y antojos.

La miel que pinta sus ojos

Se derramó más brillante;

Susurro tenue, jadeante,

Todo el silencio acalló

Y su alma toda entregó

Por el deseo anhelante.

 

Un tallo mostrose ufano,

Erguido, altivo, frondoso,

En ademán presuntuoso,

Orgulloso, soberano.

Sumido en intentos llanos

Quiere calmar el calor

Y, agitando sin temor

Su esplendoroso follaje

Logra atisbar un celaje

Con su brisa y su frescor.

 

Poema declamado

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 396 - Today Page Visits: 1