«De ida» de Arquímedes Figueroa

DE IDA

Arquímedes Daniel Figueroa

POEMA/VENEZUELA

De ida, huye el ave del falso invierno;

aquél, no de la Madre Tierra,

aquél, creado por otro

y que socava el imperio de su hogar.

 

De ida, va el ciervo a cualquier latitud:

desde el sur al norte,

desde el sur al este,

desde el sur al oeste

o desde el sur hacia el sur;

intenta rehacer su hogar, pues,

ya no hay bosque,

no hay hogar

y galopa con sueños de libertad

hacia otro lar.

 

De ida, nada el cardumen

del Caribe al Pacífico,

o quizás, al Atlántico,

cruzando helados mares,

obligado a abandonar

la calidez de su mar:

todo por amor,

todo por bienestar,

pues la marea roja,

tiñó de rojo su mar.

 

De ida, se esparce el espíritu,

como hoja que eleva el viento,

como el vilano que empuja la brisa,

tomando rumbos inciertos,

pero con fuerza en la esperanza.

 

De ida, la desdicha arrulla al llanto

y sucumbe al sentimiento

que ata al sentimiento,

aún así,

el viajero se atraganta el camino

sin digerirlo,

para no sentir su sabor.

 

 

De ida, le obligan a ser:

un ave sin plumaje,

un ciervo sin vigor,

un pez sin branquias

para impedir su avance,

truncar su futuro,

rasgar su libertad,

y asfixiar sus sueños,

más sin embargo,

su espíritu y su alma

concentran:

el vigor del Kerepakupai Merú,

la fuerza del Caroní

y el ímpetu del Orinucu,

mientras va de ida,

esperando ir de vuelta.

 

Música para leer

Poemas relacionados

ARQUÍMEDES FIGUEROA

Sigue nuestras redes sociales

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

Deja un comentario

Total Page Visits: 1067 - Today Page Visits: 1