«El sol de tu mirada» de Gustavo Darmace

EL SOL DE TU MIRADA

Gustavo Darmace

POEMA/VENEZUELA

Tu mirar: perla dorada

me tiene loco de atar;

¡quién no se va a enamorar

viendo el sol de tu mirada!

 

I

Me tienes embelesado

con el fulgor de tus ojos

que llevan todito el oro

de un trigal cuando ha espigado

Con su luz han opacado

el brillo de mi alborada

y huyeron en desbandada

los naranjas de mis tardes

porque los volvió cobardes

tu mirar: perla dorada.

 

II

Andando en la carretera

ancha y larga de tus ojos

me perdí entre tus antojos

y en tu mirar de hechicera.

Sin saber lo que me espera

en este juego de azar

seguro he de terminar

cual lobo bajo la luna. 

Tu mirar –sin duda alguna-

Me tiene loco de atar.

 

III

En el redil de tu suerte

están presos mi porfía,

mi furor y mi hidalguía

cual reo que espera la muerte.

La tentación se hace fuerte

y es un peligro sin par

enredarse en tu mirar

fulminante cual centella,

y es que al ver cosas tan bellas

¡quién no se va a enamorar!

 

IV

Me rendí ante tu mirar:

zarpazo de gran felino,

ventanal amplio y cetrino

abierto de par en par.

Y no dejo de pensar

-aun con la suerte negada

pierda todo o gane nada-

que mi trofeo mejor

sería morir de amor

viendo el sol de tu mirada.         

Deja un comentario

Total Page Visits: 1618 - Today Page Visits: 1