«El sol de tu mirada» de Gustavo Darmace (Poema)

EL SOL DE TU MIRADA

Gustavo Darmace

POEMA / VENEZUELA

Tu mirar: perla dorada

me tiene loco de atar;

¡quién no se va a enamorar

viendo el sol de tu mirada!

 

I

Me tienes embelesado

con el fulgor de tus ojos

que llevan todito el oro

de un trigal cuando ha espigado

Con su luz han opacado

el brillo de mi alborada

y huyeron en desbandada

los naranjas de mis tardes

porque los volvió cobardes

tu mirar: perla dorada.

 

II

Andando en la carretera

ancha y larga de tus ojos

me perdí entre tus antojos

y en tu mirar de hechicera.

Sin saber lo que me espera

en este juego de azar

seguro he de terminar

cual lobo bajo la luna. 

Tu mirar –sin duda alguna-

Me tiene loco de atar.

 

III

En el redil de tu suerte

están presos mi porfía,

mi furor y mi hidalguía

cual reo que espera la muerte.

La tentación se hace fuerte

y es un peligro sin par

enredarse en tu mirar

fulminante cual centella,

y es que al ver cosas tan bellas

¡quién no se va a enamorar!

 

IV

Me rendí ante tu mirar:

zarpazo de gran felino,

ventanal amplio y cetrino

abierto de par en par.

Y no dejo de pensar

-aun con la suerte negada

pierda todo o gane nada-

que mi trofeo mejor

sería morir de amor

viendo el sol de tu mirada.         

Música con agua de cascadas para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 1946 - Today Page Visits: 1