«El secreto del amor» de Novalis (Poema)

EL SECRETO DEL AMOR

Novalis

POEMA/ALEMANIA

El secreto del amor

Bien pocos lo saben;

Sienten una sed eterna

Y sienten hambre insaciable.

La Eucaristía es un extraño enigma

A los sentidos mortales.

Pero aquel que de unos labios

Cálidos, amantes,

De la vida el hálito, sorbido

Hubiere alguna vez; aquel que sabe

Cómo las brasas divinas

Al corazón del amante

Funden y derriten

En oleadas palpitantes;

Aquel que su honda mirada

Hacia los cielos levante

Y haya alguna vez sondeado

Las sacras profundidades,

Comerá de su cuerpo,

Beberá de su sangre

Eternamente

¿Quién del cuerpo terreno ha descifrado

El gran sentido inefable?

¿Quién decir podría

Que entiende lo que es la sangre?

Un tiempo todo era cuerpo,

– Un Cuerpo –; flotaban

En sangre celeste

Los venturosos amantes.

¡Oh, si de repente

Enrojecieran los mares!

¡Oh, si la carne olorosa

En los peñascos brotase! …

Nunca terminarás, dulce convite.

Oh, amor, no dirás nunca bastante.

La intimidad más perfecta

Con que al amado poseerá el amante

Honda bastante no es nunca,

Ni al deseo infinito satisface.

Por siempre más, dulces labios

Sentirás lo gozado transformarse

En algo siempre más íntimo.

Algo que más se adentra a cada instante.

Voluntad, a cada paso más ardiente,

Toda el alma invade.

Más sediento, más hambriento

Siéntese el corazón que de amor late:

Y, por eternidad de eternidad,

El placer del amor vive y renace.

Si pudiesen gustar los hombres sobrios

Deleite tan grande,

Todo olvidarían,

Vendrían con nosotros a sentarse

A esta mesa del infinito anhelo

Que nunca vacía verán las edades

Reconocieran del amor entonces

La plenitud inagotable.

Y entonarían himnos al convite

Del cuerpo y la sangre.

 

Deja un comentario

Total Page Visits: 1518 - Today Page Visits: 1