«Canción de otoño» de Cecília Meireles (Poema)

CANCIÓN DE OTOÑO

Cecília Meireles

Poema / Brasil

Crítica literaria de Canción de otoño

«Canción de otoño» de Cecília Meireles es un poema que encapsula la melancolía y la resignación frente a la inevitabilidad de la pérdida y el paso del tiempo. La autora utiliza la metáfora de la hoja seca, símbolo clásico de la decadencia y el otoño, para expresar sus propias experiencias y reflexiones sobre la fragilidad de la vida y la impotencia ante ciertos aspectos de la existencia.

El poema comienza con una disculpa a la hoja seca, personificándola como un ser al que la poetisa siente que no puede cuidar. Esta declaración inicial establece el tono de lamentación y arrepentimiento que permea todo el poema. La autora reflexiona sobre su propia vida y las decisiones que ha tomado, revelando un sentimiento de pérdida y desilusión en relación con el amor y las relaciones humanas.

La imagen de tejer flores en las arenas del suelo sugiere la futilidad de ciertos esfuerzos y acciones, especialmente cuando hay personas que sufren directamente sobre el corazón de uno. La incapacidad de levantar a aquellos que duermen sobre el propio corazón intensifica el sentido de impotencia y tristeza que impregna el poema.

El lamento por lo no hecho y la confesión de flaqueza revelan una introspección dolorosa y una conciencia aguda de las limitaciones humanas. La repetición de la petición de perdón a la hoja seca refuerza el sentido de culpa y remordimiento que la poetisa lleva consigo.

La conexión con la naturaleza, en este caso representada por la hoja de otoño que vuela por el jardín, añade una capa de simbolismo a la obra. La autora ofrece su nostalgia como «la mejor parte» de ella, sugiriendo que incluso en la pérdida y la desolación, hay algo precioso y esencial que persiste.

El cierre del poema con la afirmación de la inutilidad de todo, comparando todo con el viento y las hojas del suelo, crea una atmósfera de resignación ante la efímera naturaleza de la vida y la inevitable realidad de la muerte. La certeza de lo inútil refleja la filosofía existencialista, donde la vida puede parecer carente de significado absoluto.

En resumen, «Canción de otoño» es un poema introspectivo y melancólico que aborda temas universales como la pérdida, el arrepentimiento y la efímera naturaleza de la existencia humana. Cecília Meireles utiliza una voz poética emotiva y reflexiva para explorar la complejidad de las emociones vinculadas a la experiencia de vivir y amar en un mundo lleno de imperfecciones y limitaciones.

CANCIÓN DE OTOÑO

Perdóname, hoja seca,

no puedo cuidar de ti.

Vine a amar en este mundo,

y hasta el amor perdí.

¿De qué sirvió tejer flores

en las arenas del suelo

si había gente durmiendo

sobre el propio corazón?

 

¡Y no pude levantarla!

Lloro por lo que no hice

y por esta flaqueza

es que soy triste e infeliz.

¡Perdóname, hoja seca!

Mis ojos sin fuerza están

velando y rogando por aquéllos

que no se levantarán.

 

Tú eres hoja de otoño

que vuela por el jardín.

Te dejo mi nostalgia

-la mejor parte de mí.

Y voy por este camino,

segura de lo inútil que es todo.

Que todo es menos que el viento,

menos que las hojas del suelo.

Música para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 240 - Today Page Visits: 1