«Bebé» de Juan de Dios Peza (Poema)

BEBÉ

JUAN DE DIOS PEZA

POEMA/MÉXICO

Cuenta Bebé dos meses no cumplidos,

pero burlando al tiempo y sus reveses,

como todos los niños bien nacidos

parece un señorón de 20 meses.

 

Rubio, y con ojos como dos luceros

lo vi con traje de color de grana

en un escaparate de Plateros

un domingo de Pascua en la mañana.

 

Iban conmigo Concha y Margarita

y al mirar las dos, ambas gritaron:

«¡Mira padre, qué cara tan bonita!»

y trémulas de gozo mi miraron.

 

¿Quién al ver que en sus hijas se subleva

la ambición de adueñarse de un muñeco,

no se siente vencido cuando lleva

dos duros en la bolsa del chaleco?

 

Ha vencido pensé: si está comprado,

y como es natural tiene otros dueños

mis hijas perderán el encantado

palacio de sus mágicos ensueños.

 

Pero movido el paternal cariño,

entré a la tienda a realizar su antojo,

y dije al vendedor: «Quiero ese niño

de crenchas blondas y vestido rojo».

 

Abrió entonces la alcoba de cristales

tomó a Bebé, lo puso entre mis manos,

y convirtió a mis hijas en rivales

porque el amor divide a los hermanos.

 

«Para mí» -Concha me gritó importuna,

«para mí» -me gritaba Margarita,

y yo les grité al fin: «para ninguna»

con la seca aridez de un cenobita.

 

Reinó un silencio entre las dos profundo,

y yo recordé entonces conturbado

este axioma tristísimo del mundo:

«Ser rival es odiar y ser odiado».

 

Y así pensé: no debo en corazones

que de la vida llaman a la puerta,

encender con el celo esas pasiones,

que el odio atiza y el rencor despierta.

 

La historia del amor con dos premisas,

iguala a la mujer y no os asombre;

¡Un muñeco en la edad de las sonrisas,

y en la edad de las lágrimas, un hombre!

Música para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

POETISAS

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

Deja un comentario

Total Page Visits: 1258 - Today Page Visits: 1