«Balsa de flores» de Alfredo Espino (Poema)

BALSA DE FLORES

Alfredo Espino

Poema / El Salvador

Aquel caserío tenía un modo

de ser, especial:

el aire más fresco, más limpio, y todo,

¡todo era un paisaje pintado en cristal!

 

Por lo suave y dulce, por lo plañidera,

la voz de las aves casi era un suspiro…

Y era azul la sierra, la sierra lejana, cual si uno la viera

Detrás de un zafiro…

 

Para la tristeza de aquellos senderos

tenían las flores perfumadas frases;

y en los tamarindos, con los clarineros,

gemían zenzontles, lloraban torcaces…

 

Los ranchos de tejas por el sol doradas,

agrestes surgían entre el rumoroso verdor de las cañas,

y los limoneros dábanle sus sombras aterciopeladas

al balcón abierto frente a las montañas.

 

Y tú eras la esquiva, morena poblana;

y yo era el viajero lleno de ilusión;

y cuando asomabas ¡qué linda se hacía la alegre mañana

como si brotaran rosas del balcón!…

 

Y balsa de flores fueron tus amores,

morena, poblana, miel de los cañales…

Y mi amor fue el agua que lloró raudales

para que flotara la balsa de flores…

Música para leer

Poemas relacionados

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Total Page Visits: 284 - Today Page Visits: 1