«Gloria del sentimiento» de Carolina Coronado (Poema)

GLORIA DEL SENTIMIENTO

CAROLINA CORONADO

POEMA/ESPAÑA

¡Qué hermoso es Dios, qué hermosa su cabeza!

¡Qué gallardo su andar, su voz qué suave!

Rasgos los cielos son de su belleza,

pasos los siglos de su marcha grave;

la voz de la inmortal naturaleza

de sus conciertos la sonora clave,

su acento arroba, su mirar abrasa,

tiembla el mundo a sus huellas cuando pasa.

Yo me enamoro dél: pobre doncella

a la ardiente pasión esclavizada,

la sangre a mi cerebro se atropella

a su paso, a su canto, a su mirada;

medito y me consumo con la estrella,

por el trueno me siento subyugada,

y al ver al tiempo transcurrir ligero

sufro, lo lloro, clamo, desespero.

Seres tranquilos vi sobre la tierra

que esta ansiedad febril nunca padecen,

ni están con los espíritus en guerra,

ni en éxtasis de amor se desvanecen:

cuatro páginas ¡ay!, su libro encierra;

nacen, medran, se nutren, envejecen,

y como nada amaron ni sintieron

nunca se mueren porque no vivieron.

Repose en paz el corazón helado

yo quiero ver lucir tu sol ardiente,

vagar tras de tu voz por el collado,

beber tu aspiración en el ambiente:

¡quiero mirar tu ceño en el nublado,

tu sonrisa en la luna transparente,

en las corrientes aguas tu armonía

y tus halagos en el alma mía!…

Ese es el solo bien del sentimiento,

la sola dicha de la triste alma,

la sola gloria del mayor talento,

del martirio mayor la sola palma;

llevar por adorarte el sufrimiento,

por comprenderte renunciar la calma,

de la pasión en el delirio ciego

ser desgraciada por sentir su fuego.

Sé que al cantarte en mi ilusión suspensa

la trova que mi boca te improvisa,

de los pueblos tendrá por recompensa

desdeñosa y sarcástica sonrisa:

su atmósfera pesada, oscura y densa

no dejará volar tan dulce brisa,

pero en el valle puro en que la exhalo

sirve a las soledades de regalo.

MÚSICA PARA LEER

Poemas relacionados

CAROLINA CORONADO

Sigue nuestras redes sociales

«Acuérdate» de Juan Rulfo (Cuento)

ACUÉRDATE JUAN RULFO CUENTO/ MÉXICO Acuérdate de Urbano Gómez, hijo de don Urbano, nieto de Dimas, aquél que dirigía las pastorelas y que murió recitando el “rezonga ángel maldito” cuando…

Deja un comentario

«El visitante» de Gabriel García Márquez (Cuento)

EL VISITANTE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ CUENTO/ COLOMBIA Dos exploradores lograron refugiarse en una cabaña abandonada, después de haber vivido tres angustiosos días extraviados en la nieve. Al cabo de otros…

Deja un comentario

«Justicia» de William Faulkner (Cuento)

JUSTICIA WILLIAM FAULKNER CUENTO/ ESTADOS UNIDOS I Hasta que murió el Abuelo íbamos a la granja todos los sábados por la tarde. Salíamos de casa en el coche nada más…

Deja un comentario

«Amor en la noche» de Francis Scott Fitzgerald (Cuento)

AMOR EN LA NOCHE Francis Scott Fitzgerald CUENTO / ESTADOS UNIDOS I Aquellas palabras conmovieron a Val. Le habían venido a la cabeza de pronto, aquella tarde de abril fresca…

Deja un comentario

«La ley del talión» del Marqués de Sade (Cuento)

LA LEY DEL TALIÓN Marqués de Sade CUENTO/FRANCIA Un honesto burgués de la Picardía, descendiente tal vez de uno de aquellos ilustres trovadores de las riberas del Oise o del…

Deja un comentario

«Carta de un loco» de Guy de Maupassant (Cuento)

CARTA DE UN LOCO GUY DE MAUPASSANT CUENTO/FRANCIA Querido doctor, me pongo en sus manos. Haga usted de mí lo que guste. Voy a decirle con toda franqueza mi extraño…

Deja un comentario

«Los muertos» de James Joyce (Cuento)

LOS MUERTOS James Joyce CUENTO / IRLANDA Lily, la hija del encargado, tenía los pies literalmente muer­tos. No había todavía acabado de hacer pasar a un invitado al cuarto de…

Deja un comentario

Deja un comentario

Total Page Visits: 129 - Today Page Visits: 1