“El hijo pródigo” de Stéphan Mallarmé

EL HIJO PRÓDIGO

Stéphan Mallarmé

POEMA/FRANCIA

I

En aquellas en quienes el amor es una naranja seca

Que preserva un viejo perfume sin el néctar bermejo,

Busqué el Infinito que hace pecar al hombre

Y sólo hallé un Abismo enemigo del sueño.

− ¡El Infinito; sueño altivo que mece en su oleaje

Los árboles y los corazones como arena fina!

−Un Abismo, erizado de zarzas ásperas, donde rueda

Un fétido torrente de afeites mezclados con vino!

 

II

Oh, la mística, oh la sangrante, oh la enamorada,

Loca de aromas de cirio y de incienso, que no supiste

Qué Demonio te retorcía el atardecer en que, doliente,

Puliste un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús.

Tus rodillas endurecidas por las oraciones ensoñadoras,

Beso, y tus pies también que calmarían el mar.

Quiero hundir mi cabeza en tus muslos nerviosos

Y llorar mi error bajo tu cilicio amargo:

Allí, santa mía, embriagado por perfumes extáticos,

Olvidando el negro Abismo y el Infinito amado,

Luego de haber cantado muy quedo largos cánticos

Adormeceré mi mal sobre tu fresca carne.

 

Deja un comentario

Total Page Visits: 378 - Today Page Visits: 1