“Amiga, no te mueras” de Ángel Marino Ramírez Velásquez

AMIGA, NO TE MUERAS

Ángel Marino Ramírez V.

POEMA/VENEZUELA

A Venezuela…

Amiga, no te mueras

En el rostro de tus hijos

pude ver la decepción del día,

te vislumbré derrotada y silente

con el ímpetu perdido en

la pureza tricolor del símbolo.

Imaginé que tu camisa lloraba por

la desdicha del roto de la manga.

 

Amiga, intenta controlar

tu furia desértica.

¡Ay amiga!, no te mueras que

eres la única madre que me queda.

El viento es transparente, pero vive;

la vara del relámpago es

asimétrica, pero vive.

 

Son las siete y media de la

mañana, anoche murió la noche.

El día quiere mover la sangre.

La muerte se fue de parranda

despechada por sus errores;

el pacto postizo y los dolores coronados

de traiciones, mensajes insultantes,

adoctrinamientos y privación del pan

que se quieren quedar contigo

 

Si tú vives compartiremos versos,

desnudaremos pentagramas,

abrazaremos el sonajero del alma,

soñaremos al truco de una baraja.

¿Qué tal si golpeamos al miedo?

Tú y yo en un acto de venganza.

No sé por qué te digo esto,

disculpa;

lo que quiero es ponerte una banda.

Poner el sol en tu mirada, alejarte

del infierno de la angustia, ignorar

el lenguaje de la espada y expulsar

de ti al tirano que te abraza;

que te mata,

que te hiere

y que se jacta.

Deja un comentario

Total Page Visits: 976 - Today Page Visits: 1